Observaciones al proyecto de modificación de la norma de poda del Distrito Federal

Posted by on Sep 30, 2013 in Blog | 6 comments

ASOCIACIÓN MEXICANA DE ARBORICULTURA, A. C.

Para quien AMA los árboles

 

OBSERVACIONES DE LA ASOCIACIÓN MEXICANA DE ARBORICULTURA, A. C. AL PROYECTO DE NORMA AMBIENTAL PARA EL DISTRITO FEDERAL PROY-NADF-001-RNAT-2012, QUE ESTABLECE LOS REQUISITOS Y ESPECIFICACIONES TÉCNICAS QUE DEBERÁN CUMPLIR LAS AUTORIDADES, EMPRESAS PRIVADAS Y PARTICULARES QUE REALICEN PODA, DERRIBO, TRASPLANTE Y RESTITUCIÓN DE ÁRBOLES EN EL DISTRITO FEDERAL.

 

 GACETA A CONSULTA PUBLICA pág. 21

 

En el Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Arboricultura, A. C. (AMA), hemos revisado en tiempo y forma el documento mencionado para enviar a las instancias correspondientes nuestras observaciones con el propósito de que sean consideradas y en su momento puedan incorporarse a la Norma en cuestión.

También hemos visto conveniente publicar dichas opiniones para conocimiento y participación de los socios y amigos de la AMA. A continuación las puntualizamos:

  1. Es lamentable, con mucha tristeza tenemos que decir que en la revisión que hemos realizado a todo el proyecto de modificación de la Norma de poda observamos un sensible retroceso en comparación con la versión anterior. Se está desconociendo el progreso en el campo de la Arboricultura e igualmente los logros que en México hemos alcanzado. El documento ni siquiera menciona la palabra “Arboricultura”, la ciencia en que se fundamenta el cuidado de los árboles en las ciudades.
  2. En 15 años de existencia de la AMA se ha contribuido enormemente en el campo de las técnicas de cuidado de los árboles urbanos tanto en teoría como en la práctica; esto se ha documentado en las revistas Arbórea y ArbolAMA, en el sitio web y en los foros, conferencias, competencias de poda, cursos y demás eventos que se han realizado.
  3. Falta más bibliografía y terminología actualizadas en las cuales se apoye el proyecto. Entrado ya el siglo XXI y con tantos avances de investigación en Arboricultura, nos resulta incomprensible el atraso científico y tecnológico en que se sustenta el proyecto de Norma.
  4. Para empezar, por tratarse de las actividades más frecuentes pero menos comprendidas que se realizan con los árboles en la ciudad, porque muchas de ellas son irreversibles y si no se hacen apropiadamente van a afectar la calidad de vida del habitante de esta megalópolis, el proyecto debe incorporar los cinco tipos de diagnóstico que en la actualidad se tienen en el mundo de la Arboricultura para diseñar – dependiendo del caso – los dictámenes relacionados con el manejo de los árboles en las ciudad:
    1. Diagnóstico del estado de salud del árbol
    2. Evaluación del riesgo en el árbol
    3. Diagnóstico y dictamen del conflicto con el árbol
    4. Valoración económica de todo o parte del árbol
    5. Evaluación del estado de salud y seguridad de árboles ancianos

En concordancia con lo anterior se requerirá la preparación de técnicos dictaminadores dotados de los conocimientos, habilidades, métodos y herramientas más modernas (resistógrafo, tomógrafo, pala de aire, software para pruebas de resistencia, modelos,  método de cómputo, etc.).

Podar, derribar o trasplantar un árbol sin contar con un diagnóstico profesional es una falla grave y un atentado a la sustentabilidad ambiental, social, estética y económica que nos aportan los árboles en la ciudad. Es el equivalente de operar a una persona sin un diagnóstico previo profesional de su condición.

5. Son muchas las publicaciones de Arboricultura moderna en que debería basarse un trabajo de esta naturaleza. Por ejemplo, el proyecto no contempla la Guía de Estudio para la Certificación del Arborista de la International Society of Arboriculture (ISA, por sus siglas en inglés)  del 2011, la versión más actualizada de las prácticas modernas reconocidas internacionalmente en el tema de la Arboricultura.

6. En los trabajos de revisión de la Norma no se consideró el libro de Harris, W. R. Arboriculture: Integrated Management of Landscape Trees, Shrubs, and Vines (4th Edition). Prentice-Hall. USA, el texto de consulta más actualizado, científico y confiable que cualquier trabajo debe considerar (con mayor razón tratándose de la “Norma de poda” de la Ciudad de México).

7. El punto 4, carece mínimamente de las siguientes definiciones:

ANSI. Estándares Internacionales de la Asociación de Normas de los Estados Unidos para el cuidado de los árboles urbanos.

Arboricultura. Ciencia y arte del cuidado de los árboles, palmeras, arbustos y enredaderas en ambientes urbanos.

Arborista Certificado. Profesional del cuidado de los árboles urbanos certificado por la International Society of Arboriculture (ISA,  por sus siglas en inglés).

Cambio. Capa delgada de células mirestemáticas que da origen al floema (hacia afuera) y al xilema (hacia adentro) y permite el aumento de grosor del tallo, ramas y raíces de un árbol.

CODIT. Siglas en inglés para “compartimentación de la descomposición en los árboles”.

Cordaje. Empleo de cuerdas y herramientas para controlar el apeo del material resultante de la corta de un árbol.

Diagnóstico. Procedimiento para estudiar, describir y determinar el estado de salud, conflictos, seguridad y valor de un árbol.

Dictamen. Resultado del diagnóstico con la prescripción de los tratamientos a realizar para remediar o amortiguar el estado de salud, conflictos o seguridad de un árbol.

Trasplante. Acción de cambiar de lugar a una planta empleando los procedimientos y técnicas modernas de la Arboricultura.

Vigor. Capacidad genética de una planta de crecer y resistir el estrés.

Vitalidad. Capacidad de una planta de enfrentar el estrés en un momento y un ambiente determinado.

VTA. Método deductivo, reconocido internacionalmente, para evaluar la condición de un árbol.

8. En el punto 5.4 Dictaminador, debe considerarse principalmente al Arborista Certificado por la ISA, el profesional más actualizado y confiable (con un código de ética) reconocido internacionalmente en la industria del cuidado de los árboles urbanos. Existen en México 22 arboristas y trabajadores certificados por la ISA. Es un capital humano de técnicos que con mucho estudio, esfuerzo y constancia han dedicado su vida y mantienen actualizada su profesión del cuidado de los árboles urbanos En los países avanzados en Arboricultura los arboristas son profesionales muy apreciados. Sin embargo, extrañamente, el proyecto no hace en ningún momento mención ni mucho menos considera la participación de esta clase de profesional, el más indicado para cuidar los árboles de la Ciudad de México.

Entendemos que 22 arboristas son insuficientes para el volumen de trabajo que es necesario atender en la Ciudad de México. La Asociación Mexicana de Arboricultura programa con frecuencia exámenes de certificación en español para quienes tengan interés en certificarse internacionalmente.

9. Se requiere un punto especial, de Dirección de la obra. No es el supervisor, es un técnico especializado en Arboricultura, de preferencia Arborista Certificado, que dirija a la cuadrilla que está ejecutando la obra.

10. Igualmente debe incluirse otro punto en el proyecto de norma dedicado a los ÁRBOLES NOTABLES.   En el caso de los árboles ubicados tanto en espacios públicos como privados, que destacan por una o varias características de tipo biológico, paisajístico, histórico, cultural o social, o que por su especie, tamaño, edad o belleza pudieran ser considerados como árboles notables, singulares o monumentales, deberán tomarse las medidas necesarias para su protección, conservación y mejora.  No serán susceptibles de ser derribados a cambio de una restitución, salvo en caso de representar un riesgo real y presente, y no deberán ser podados ni afectados de ninguna manera, de no ser por un especialista.  Cuando el dictaminador presuma que se encuentra frente a uno de estos ejemplares, turnará el expediente para que el dictamen técnico correspondiente sea elaborado por un comité científico, del cual formará parte un Arborista Certificado con experiencia en el tema, y se procederá a establecer los lineamientos para su registro y posterior gestión.

11. El punto 6.4.1.3 Palmas (que debe ser palmeras) carece de los avances de investigación para el cuidado de estas plantas tan valiosas; como los que se encuentran en el libro de Moya, B. y  Plumed, J. Poda de las Palmeras Ornamentales. Publicado por la Asociación Española de Arboricultura.

12. En el punto 6.4.5 Poda de raíces. Se requiere el empleo de la pala de aire tanto en el diagnóstico como en la ejecución de la obra. Igualmente incorporar los avances más actualizados. Por ejemplo el libro Passola, G. Apuntes de raíces y trasplantes. Publicado por la Asociación Española de Arboricultura.

13. El punto 7.2 Condiciones de operación. En el derribo, el proyecto carece de todas las técnicas modernas en cordaje y seguridad. Ni siquiera utiliza el término “cordaje”.

14. En el tema de seguridad en el trabajo con los árboles, especialmente con la poda y derribo, se deben incorporar todos los aspectos contemplados en la Guía de Estudio para la Certificación del Arborista de la ISA (2011).

15. Queremos dejar constancia e insistir para que sean considerados estos aspectos en la Norma de poda del Distrito Federal. Gente que no sepa de Arboricultura le será difícil comprender e incorporar estos aportes al proyecto. Así, estos avances contribuirán a que la Norma sea la más apropiada, científica y actualizada para realizar esta labor tan delicada e importante para la sustentabilidad ambiental y la calidad de vida de los habitantes del Distrito Federal.

 

Ciudad de México, septiembre 25 de 2013.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponShare on TumblrDigg thisEmail this to someoneShare on RedditPin on PinterestFlattr the authorBuffer this page

Comments

comments

6 Comments

  1. en el distrito federal desde hace 20 años los trabajadores de parque y jardines no podan destryen los arboles asi como o hicieron con la escultura del caballino no contratan a gente que sabe como hacerlo sin hacer daño a los arboles ademas las autoridades permiten que gente particular destruya los arboles ya ven desde que entro este partido las areas verde de chapultepec invadidas por contrucciones al igual que las areas verdes del zoologico de aragon y los invasores dicen que son del PRD y PT COMO SIEMPRE la ciudad el PRD la ha destrozado completamente con botes en la calle sin poder estacionarse estructuras de metal en las banquetas y donde estan los arbles los pobres arboles con cadenas y botes amarrados los carros chatarra son un 80% del parque vehicular y las estruccion de las areas verdes por parte del estos gobiernos del PRD han sido demas del 500% estos nos estanmatando lentamente mientras se llenan los bolsilos de dinero

  2. Dr Daniel espero me recuerde y recuerde el correo electronico en el que hacia mencion de que aqui en Guadalajara hace falta promover mas la ciencia de la Arboricultura, imagino que si eso esta pasando en el Df, donde habiatan la mayor parte de Arboristas cabe imaginar la lamentable perdida que abunda aqui y en todo el estado de Jalisco. Saludos Dr.Daniel, sus escritos son muy acertados y verdaderamente interesantes me reservo el tiempo para leer cada uno de ellos. Gracias por su invaluable trabajo.

    • Rodrigo, gracias por tu comentarios. Sin embargo te aclaro que estas observaciones al proyecto de modificación de la norma de poda del Distrito Federal fueron aprobados por el Consejo Directivo de la AMA.

  3. De un sopetón borraron a la Arboricultura y a los Arboristas
    Parece que la Ing. Forestal encargada no tiene ni la menor idea de lo que es la Arboricultura y qué somos los Arboristas. Me parece que debemos de promover la Arboricultura a mayor altura y que sea una opción de postgrado o carrera en Chapingo para que se reconozca a nivel nacional. Tenemos mucho camino por andar y dejar huella compañeros. Hagamos una AMA fuerte para que sea tomada en cuenta. Esta Norma fue hecha por las autoridades en contubernio con los contratistas para poder arrasar con los árboles que les estorban en sus proyectos.

  4. Qué lástima, la norma de poda del Distrito Federal, tal como se está modificando, no debe tomarse como un modelo a seguir en la elaboración de este tipo de reglamentos en otros Estados de la República Mexicana.

  5. Los árboles y las áreas verdes en la ciudad son un capital social, nuestro patrimonio natural. Todos debemos exigir las mejores normas, técnicas y personal para tratarlos.