Los 8 Principios de Arboricultura Moderna – G.M. Moore

Posted by on Feb 9, 2013 in Arboricultura, Artículos | 6 comments

  1. No hacer daño. Cualquier intervención arboricultural no debe dañar al árbol. Ninguna actividad debe contribuir a hacer peor la condición del árbol en el medio – largo – plazo.
  2. Los árboles son seres vivos y todas las prácticas de gestión de arboricultura deben estar de acuerdo con los principios básicos biológicos. Cualquier actividad de poda debe minimizar el área de una herida abierta y capitalizar mediante los mecanismos naturales del árbol el cierre y el sellado de heridas.
  3. Los árboles son organismos complejos. Sus estructuras de gran tamaño y longevidad son producto de la biología compleja, eficientes sistemas integradores y eficaces mecanismos de defensa biológica. Estos mecanismos de defensa contra plagas y enfermedades son los más fuertes y más eficaces disponibles en la actualidad.
  4. Los árboles estresados y envejecidos tienen menor capacidad de defensa y también son propensos al ataque de plagas y enfermedades y agudos agentes abióticos. Su manejo requiere mayor cuidado que los árboles jóvenes vigorosos y saludables.
  5. Los árboles son estructuras estáticas y dinámicas. Las prácticas de arboricultura deben reconocer el impacto de las cargas estáticas y dinámicas y las fuerzas que afectan a los árboles y el papel de la masa de amortiguación dentro del tronco y la copa.
  6. “Más vale prevenir que curar”, es la adopción de un modelo médico que sugiere que la prevención de la deformidad estructural, enfermedades o cavidades es un enfoque de gestión superior que tratar de solucionar los problemas una vez que se presenten.
  7. Se debe seguir un enfoque no intervencionista o mínimo. La intervención en el crecimiento natural del árbol se hará sólo por necesidad y en condiciones en que se entienda la biología y la fisiología del organismo, a tal nivel que la intervención tendrá resultados claros, racional y beneficiosamente predecibles.
  8. Todas las intervenciones deben hacerse de tal manera que se minimice la propagación de plagas y enfermedades.

Tomado de: Moore, G. M. 2012. “The Principles of Modern Arboriculture: Sound Philosophy, Better Practice”. Arborist News Vol. 21, number 4. International Society of Arboriculture. EUA. Traducido por Daniel Rivas Torres.

Podría agregarse el 9: Antes de realizar cualquier acción en un árbol deberá hacerse un diagnóstico del problema que se desea resolver elaborado por un arborista certificado.

los-8-principios-de-la-arboricultura-moderna

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponShare on TumblrDigg thisEmail this to someoneShare on RedditPin on PinterestFlattr the authorBuffer this page

Comments

comments

6 Comments

  1. Adoptémolos y adaptémolos como los postulados de la AMA para los árboles monumentales en México.

  2. Estos principos también podríamos abrazarlos para nuestro próximo foro en Oaxaca sobre los árboles monumentales.

  3. Tiene toda la razón Don Daniel!

  4. Yo agregaría un principio de actuación temprana en el árbol. Gran parte de las intervenciones (buenas y malas) que se realizan sobre árboles maduros se evitarían con la aplicación de principios y técnicas arboriculturales de selección de especie y análisis de sitio, una buena técnica de plantación, poda de formación y énfasis en primeros cuidados.

    • Felipe, lo que comentas está considerado en el principio siete.

  5. Seguramente podríamos agregar que el principio filosófico fundamental de la intervención del arborista debe ser emplear la técnica arboricultural para resolver los problemas conservando antes que destruyendo nuestros árboles. Esta es la espectativa que la sociedad tiene de nosotros.